www.PisosCerámicos.com.ar - Pisos Cerámicos - Revestimientos cerámicos - Guardas y Zócalos - Venta y colocación de Pisos - Rústicos Artesanales

Inicio
Pisos Cerámicos
Maderas Argentina
Piletas de Natación
Pinturas y Barnices
Negocios
Pisos Cerámicos. Cerámicas Revestimientos y Materiales de construcción en Google

Colocación de Pisos Cerámicos
En esta oportunidad vamos a enseñarte a colocar cerámicos de piso. Te explicaremos algunos secretos para facilitarte el trabajo.
Al Empezar

Tenemos que diferenciar a las cerámicas de los porcelanatos, las venecitas, o las lajas.
En Easy vas a encontrar distintos tipos de cerámicas para tus pisos. Hay de distintos tamaños, distintos colores, y distintos espesores. En las cajas vas a encontrar íconos que te indican, por ejemplo, si son para alto tránsito, como un pasillo o la cocina, etc.
Generalmente elegimos cerámicos para los ambientes de la casa donde utilizamos agua, como el baño, la cocina, el lavadero. O en los exteriores, como los patios, balcones, galerías, terrazas, o caminos en jardines.
Algo importantísimo a resolver en los pisos de esos ambientes, es la pendiente.
Si el agua llega al piso, deberemos tener alguna rejilla en el piso, para eliminarla, o bien, hacerla correr hacia algún jardín.La pendiente se calcula en un mínimo del uno por mil para el agua de lluvia, y del tres por mil para los desagües domiciliarios.
Es algo que debemos tener en cuenta a la hora de elegir el tamaño de los cerámicos. Si estamos hablando de un baño, o una cocina y tenemos una sóla rejilla en el centro del piso, estaremos teniendo 4 pendientes que convergerán en un punto.En ese caso convendrá elegir piezas chicas, para poder absorber la diferencia en mayor cantidad de piezas, y no se note como un quiebre donde cambia la pendiente.
También puede ser que el desagüe esté en una esquina, entonces tendremos sólo quiebre que absorber. Y ojo, esto no es sólo un problema de estética, ya que si el piso presentara salientes muy bruscas, ahí un tropezón podría ser caída.

En el caso de un piso de libre escurrimiento, como una galería, hacia el césped, o la vereda hacia la calle, donde no hay rejillas, tendremos una pendiente de una sola dirección, y por eso no habrá ningún problema con el tamaño del revestimiento.
Las superficies donde vamos a colocar las cerámicas deben estar niveladas, firmes y libres de humedad y polvo.¿Qué quiere decir niveladas? Que la pendiente sea la correcta, y que esté plana.
Eso se verifica con una regla de largo inferior a un paño de piso con igual pendiente. El defecto no puede tener más de 5mm de espesor. Si fuera así convendría nivelar primero la superficie.

Lo habitual es que antes de colocar un piso, hagas una carpeta. Pero podés llegar a colocarlos sobre un revestimiento viejo, pero siempre verificando la firmeza del mismo.
Si aplicás la cerámica sobre alguna carpeta vieja, fijate que la superficie no sea muy arenosa ni desprenda mucho polvo.
Y algo fundamental, que parece una obviedad, pero hay que tenerlo en cuenta: si vas a trabajar en el exterior mirá el pronóstico meteorológico, no sea cosa que se largue un chaparrón justo cuando estás esperando que endurezca el adhesivo, o que se seque la pastina.
Por supuesto, antes de ponerte a trabajar, lo primero que tenés que hacer es un planito con el diseño, teniendo en cuenta la medida de los cerámicos que vas a usar, para calcular cuántos necesitás para tu piso, cómo los vas a distribuir, y el espesor de las juntas.

Cuando pongas cerámicos en tus pisos, podés empezar colocando los cortes en los lugares menos visibles. Por ejemplo, en un baño, detrás del inodoro y el bidet, y arrancás con enteros en el borde de la bañera.
Si elegiste el mismo cerámico para el piso y la pared, conviene hacer coincidir las juntas, dándole continuidad al revestimiento del suelo a las paredes. En ese caso, tené en cuenta que los cortes te queden en los lugares menos expuestos, tanto en el piso como en los muros.
También podés diseñar un dibujo con tus cerámicos.

En ese caso, tiene que quedar en el lugar más visible, para que se luzca, plantando los ejes en ese lugar y empezando a colocar a partir de ahí.
Si tenés un patio y querés el dibujo centrado, colocá hacia los bordes, dejando los cortes contra las paredes, que si tu patio tiene ángulos rectos te van a quedar cortes de igual tamaño en los bordes opuestos.
En cambio si es una cocina, o un lavadero, y sobre un costado vas a colocar después muebles, o el lavarropas, conviene desplazar un poco el dibujo, para que te quede centrado en el piso libre de muebles, y que los cortes te queden ocultos.
Un problema que tienen muchas casas es que alguna pared está en falsa escuadra con las demás.
En ese caso tenés dos soluciones posibles. Si el encuentro de esa pared con el piso es el borde que está más visible, comenzá a colocar a partir de ahí con piezas enteras, y dejas los cortes en los otros bordes. En cambio si todos los bordes están a la vista, te conviene empezar por el ángulo que esté a escuadra y dejar los cortes junto a las otras paredes.
 

Cambio de de Pisos Cerámicos

Para nuestro ejemplo de colocación, vamos a cambiar el piso de una galería.
Como no tenemos problemas con la dirección de la pendiente, podemos usar cerámicas grandes de 40 x 40 cm. que, por supuesto, podés conseguir en Easy.
A estas cerámicas las vas a combinar con unos tocetos de 10 x 10 cm, y le podés hacer una guarda de piedra partida, lavada. Obviamente, para decidir cómo las vas a distribuir, primero tenés que diseñar el planito.
A las cerámicas del paño central tenés que cortarles un ángulo de la medida del lado del toceto.

Para hacerlo correctamente, con una fibra marca las dos diagonales de un toceto, y colocás en uno de los triangulitos que te quedan dibujados la punta de una cerámica grande, y donde se termina el toceto, marcas a cada lado sobre la cerámica y unís estas dos marcas con una línea. llevá la pieza a la cortadora de cerámica, de manera que la línea que trazaste te coincida con el eje de corte. Sostené fuerte y delizá la rueda por la línea, ejerciendo presión, y cortá.
Luego que hiciste el primer corte, podes usar esta pieza de molde, para marcar las demás cerámicas a cortar.  

Colocación de Pisos Cerámicos
Para hacer la colocación vas a necesitar lo siguiente: Materiales necesarios:
Cerámicos en la cantidad necesaria a la superficie a cubrir. Adhesivo Klaukol, también en proporción a la cantidad de cerámicos, pastina, una regla, un metro, secador de piso para aplicar la pastina, un balde, una cuchara de albañil, una esponja, una llana dentada Nº 12, hilo con tiza y una espátula.
Tratá siempre de comprar un 10 o 15 % más de cerámicos de los que vas a usar, para tener de la misma partida si en algún momento necesitás reemplazar. Cortadora de cerámicos y un nivel  
Procedimientos y Actividades en la colocación de pisos

a) Lo que tenés que hacer ahora es trazar las guías para la colocación.
Para eso marcas con hilo entizado dos ejes perpendiculares en el centro de la galería. También podés marcar todas las líneas auxiliares que necesites.
Si sos un experto, puede ser que no necesites estas guías auxiliares, pero si no te van a servir de mucha ayuda. Para estar más seguro podés dibujar todo tu diseño primero en el piso. Como auxiliares vas a marcar la vuelta perimetral.

b) Vas a colocar ahora los cerámicos del centro de tu diseño.
Para eso primero prepará el adhesivo Klaukol siguiendo las instrucciones del envase. Es ideal para la colocación de pisos y revestimientos cerámicos, graníticos y calcáreos, en interior y exterior, incluso en balcones, terrazas y piscinas.
Si estás práctico podés desparramar adhesivo para 1 o dos hiladas, siempre previendo que llegues a los lugares donde tenés que colocar. Pero si esto es una novedad para vos, lo mínimo que tenés que desparramar es para 1 cerámica entera.
En este caso vas a usar una llana nº 12. La que necesites para cada colocación depende del revestimiento que estés poniendo y de lo plano que esté el piso.
Claro, porque cuanto más rugosa es la superficie posterior de la cerámica, cuantos más desniveles presente el piso, más grandes deben ser los dientes de la llana, para que quede más adhesivo.

Guiandote con los ejes que marcaste. Aplicá el adhesivo en el piso, con cuchara de albañil, esparciéndolo con la llana dentada, que sostendrás firme contra el piso, manteniendo cierta inclinación, desde el cruce de los dos ejes hacia los cuatro costados, y allí colocá una cerámica para cada lado con el ángulo que ya les cortaste, hacia las esquinas.

c) Golpeá con el mango de la cuchara, suavemente, para nivelar las piezas.
Finalmente, retirá el sobrante de adhesivo, así no te ensucia las juntas.
Para mantener el espesor de la junta, colocá una cruceta en cada vértice.
Hay de distintos tamaños, para el ancho de la junta que quieras.
Luego colocá dos piezas más hacia arriba, y dos más hacia abajo, haciendo coincidir las esquinas que cortaste.
Después, en los robos que te quedaron vacíos, colocá los tocetos 

Detalles a tener en cuenta

Un detalle importante: el adhesivo, además de hacer de pegamento, tiene que cubrir toda la superficie entre el piso y la cerámica, sin dejar espacios vacíos. Porque si quedara alguno, cuando pises, la cerámica se podría partir.

d) Ahora tenés que repetir lo que hiciste, completando el paño central.
A medida que vayas trabajando, con una esponja limpiá los excesos de adhesivo que hayan quedado sobre las piezas.

e) Antes de que endurezca el adhesivo, pero cuando las piezas ya están firmes, quitás las cruces de alineación.
Tené en cuenta que no vas a poder pisar las cerámicas hasta el día siguiente. Así que andá fijándote que no te quede manchado y que las juntas estén limpias de adhesivo.

f) Ahora es el turno de colocar las piezas del borde. Empezá desde la esquina, y ayudate con los ejes auxiliares.
Las juntas de separación te deben quedar anchas y bien alineadas.
Ahora sí, dejá secar un día.

g) Cuando las cerámicas ya están firmes, podés poner la guarda de piedra partida.
Eso lo vas a hacer en el espacio que te queda entre las piezas del perímetro y el paño central. Piedra partida se le dice comúnmente a las piedritas que se usan en la construcción, para el hormigón, o para asentar terrenos anegados.
Según su origen pueden ser rojas, grises, blancas, o de otros colores. Nosotros vamos a usar blancas, para que contrasten con el rojo de la cerámica.
Lavalas, para quitarles el polvo que traen, y dejalas secar.

h)Para aplicarlas, colocás primero el adhesivo, pero en vez de desparramarlo con llana dentada esparcilo con la espátula. Como ayuda para mantener la cantidad de adhesivo pareja, le podés colocar una reglita a la espátula, y apoyala contra las cerámicas ya colocadas, usándolas de guía. Sobre el pegamento esparcís las piedras. Y eso es todo.

i) Después de 24 horas de colocadas las cerámicas, tenés que poner la pastina.
Es muy fácil de preparar. Sólo hay que poner una parte de agua en tres partes de pastina, y mezclar hasta conseguir una pasta homogénea.
Luego de preparada, con ayuda de un tarrito la aplicas en las juntas, y utilizando un secador de goma. Distribuí la pastina con movimientos diagonales respecto a las juntas, haciendo varias pasadas, hasta llenarlas bien. Cuando llegues a la guarda de piedra, desparramala con esponja.

j) Finalmente, quitá los restos de pastina con una esponja húmeda, y si éstos están secos, quitálos con espátula.Sólo te queda esperar que seque bien, y listo.

Texto con imágenes en www.easy.com.ar

Pisos cerámicos ty Revestimientos cerámicos a precios increíbles en MercadoLibre

Recomendados

Google
 
Web www.lujanargentina.com

Ambientación y Decoración - Porcellanatos - Pisos cerámicos - Revestimientos cerámicos en Baños y Cocinas - Construcción Tradicional - Esmaltados
  www.lujanargentina.com